Grace Kelly

De padre irlandés y madre de descendencia alemana, desde temprana edad Grace tuvo claro que quería estar en el escenario: bailarina de ballet o recitar en el teatro era su ambición. Su papá fue deportista olímpico y exitoso hombre de negocios en Filadelfia; su madre fue modelo y su tío George Kelly, dramaturgo, le inculcó el hábito de la lectura.

En 1947, en Nueva York, por falta de un curso de matemáticas necesario para enrolarse en el colegio donde también podía estudiar ballet – su opción preferida – Grace optó por una academia donde se inició en la actuación. Su primer papel teatral fue en una pieza de su tío George, escritor sobresaliente y premio Pulitzer.

Gracias a estas apariciones en los teatros de Broadway, Grace Kelly logra la atención de algunos productores de Hollywood que le dan una primera oportunidad en 1951; sin embargo, es en 1952 cuando Grace interviene en «Solo Ante el Peligro», obra maestra de Fred Zinnemann co-protagonizada nada menos que con Gary Cooper, unos de los grandes galanes de Hollywood.

Al año siguiente es contratada para «Mogambo», película que roda en África junto con dos estrellas como Clark Gable y Ava Gardner, bajo la dirección de John Huston. Una producción de mucho éxito y por la cual Grace Kelly es nominada como actriz secundaria. El talento de Kelly es finalmente premiado con un Óscar por su actuación en «La Angustia de Vivir» (1954) que realiza al lado de Willian Holden, del cual Grace se enamoró perdidamente, al punto de desear casarse con el actor.

De padre irlandés y madre de descendencia alemana, desde temprana edad Grace tuvo claro que quería estar en el escenario: bailarina de ballet o recitar en el teatro era su ambición. Su papá fue deportista olímpico y exitoso hombre de negocios en Filadelfia; su madre fue modelo y su tío George Kelly, dramaturgo, le inculcó el hábito de la lectura.

En 1947, en Nueva York, por falta de un curso de matemáticas necesario para enrolarse en el colegio donde también podía estudiar ballet – su opción preferida – Grace optó por una academia donde se inició en la actuación. Su primer papel teatral fue en una pieza de su tío George, escritor sobresaliente y premio Pulitzer.

Gracias a estas apariciones en los teatros de Broadway, Grace Kelly logra la atención de algunos productores de Hollywood que le dan una primera oportunidad en 1951; sin embargo, es en 1952 cuando Grace interviene en «Solo Ante el Peligro», obra maestra de Fred Zinnemann co-protagonizada nada menos que con Gary Cooper, unos de los grandes galanes de Hollywood.

Al año siguiente es contratada para «Mogambo», película que roda en África junto con dos estrellas como Clark Gable y Ava Gardner, bajo la dirección de John Huston. Una producción de mucho éxito y por la cual Grace Kelly es nominada como actriz secundaria. El talento de Kelly es finalmente premiado con un Óscar por su actuación en «La Angustia de Vivir» (1954) que realiza al lado de Willian Holden, del cual Grace se enamoró perdidamente, al punto de desear casarse con el actor.

Grace Kelly con Gary Cooper, con William Holden (noche de los Óscars) y con Alfred Hitchcock, su musa preferida

Su estrecha colaboración con Hitchcock se materializa en tres películas: «La Ventana Indiscreta» (1954), «Crimen Perfecto» (1954) y «Atrapa un Ladrón» (1955). En esta tercera producción trabaja con Cary Grant y el rodaje se realiza en la Costa Azul, en el Principado de Mónaco. Curiosamente, una escena ocurre justo en el lugar donde 27 años más tarde Grace Kelly sufriría un accidente que le costó su vida.

Con «Alta Sociedad» (1956), Grace Kelly concluye su breve pero exitosa carrera cinematográfica. Desde su debut han pasado sólo seis años en los cuales ha rodado una decena de películas. Lo cual, en comparación a otras estrellas de Hollywood, es un curriculum bien limitado; sin embargo, su talento brillante y su elegante imagen perduran, aún hoy, en el olímpo del séptimo arte.

El Principe Rainiero III de Mónaco y Grace Kelly contraen nupcias en abril de 1956, A partir de entonces Grace se dedica a la familia y al pequeño Principado. La pareja tiene tres hijos: Carolina (1957), Alberto (1958) y Estefanía (1965). El carisma de Grace logra dar impulso al Principado de Mónaco que se desarrolla y florece como centro de turismo de lujo con magnates, importantes fortunas y personajes que optan por residir en Montecarlo. La moda también interesa a Grace Kelly y sus relaciones con Christian Dior y Chanel consolidan al Principado como referencia estética.

Las rosas tienen espinas y la vida monegasca de Grace Kelly no es un perfecto cuento de hadas. Al matrimonio oficial no participa la realeza europea que desprecia la novia que no es de sangre azul, el Príncipe Rainiero es devoto a su hermosa esposa pero también le es infiel con otras mujeres, y los niños crecen y dan preocupaciones.

La primera es Carolina que en contra de los consejos de Grace insistiría en casarse con el playboy Philippe Junot, en 1978, del cual se divorciaría 2 años más tarde. Luego se casó con Stéfano Casiraghi, su amor genuino, pero el italiano murió en una carrera de motonáutica offshore en 1990. Otro matrimonio con Ernesto de Hannover terminó en divorcio.

Alberto tuvo relaciones con varias modelos (Brooke Shields, Claudia Schiffer, etc.) y su larga soltería dio pié a numerosos rumores sobre su ambigua orientación sexual. Ha tenido una hija (Jazmín Grace) y un hijo (Alexandre) antes de casarse, en 2011, con la nadadora sud-africana Charlene Wittstock que le ha dado los mellizos Gabriela y Jaime de Mónaco.

Estefanía, quizá la más traviesa de los tres hijos de Grace, es la que viajaba con su madre cuando se accidentaron el 13 de septiembre de 1982. Estefanía salió ilesa pero Grace falleció el día siguiente. Algunos dicen que quien manejaba el Rover por la sinuosa carretera en realidad era Estefanía y que posiblemente las dos iban discutiendo sobre ciertos caprichos sentimentales de la pequeña Grimaldi; sin embargo, todo se ocultó para evitar mayores problemas. En cualquier caso, Estefanía ha tenido una vida agitada de amores con conocidos actores y deportistas y tres matrimonios, con dos guardaespaldas y con un acróbata de circo, todos fallidos.

A pesar de todo, los Grimaldis son hoy en día un numeroso clan que cuenta con 11 nietos y 6 bisnietos y el Principado de Mónaco, con sus poco más de 30.000 habitantes, continua en buen estado bajo la gestión de Alberto II. Curiosa nota final: la primera hija de Alberto, Jazmín Grace, ama la recitación y sigue con pasión los pasos de su abuela Grace.

En esta categoria...

650FansMe gusta
250SeguidoresSeguir
122SuscriptoresSuscribirte

Ultimas noticias